miércoles, 28 de noviembre de 2007

Lamparas de Guanajuato (Dolores Hidalgo, Mx)

Gerardo...

El Ejido le dio tierras que él dio a sus hermanas y escuchó que en Guanajuanto había oro y no sabía lo que le esperaba (cascado= metal en la sangre) pero que se llama EPO. Y lo sacaron de allá un ingeniero español y ya no tenía que estar en la mina. Pero él su niñez la vivió en Guanajuato. Aún conserva las lámparas de carburo que tiene piedras que había que mover y se le ponía un poco de agua y una bombilla con que se prendía. Era (tenía) un baño de plata, así que relucía. Los cascos (eran) de vaquelita.