martes, 3 de julio de 2007

Pedro Amarindo (Real, Mx)

Lucía y Diego (26 años aprox) son Argentinos. Llevababan 1 año viajando y en una semana se van a Cuba. De Cuba ya se vuelven para Argentina. Ellos son periodistas de investigación y se acercan a nosotras con gran curiosidad y amistad. Incluso querían hacer un reportaje del performance. Ellos nos contaron una historia sobre el Perú.

En Pucalpa salen los barcos que van para Iquitos, en el Amazonas. Es el único medio de transporte para ir allá. La gente va con gallinas, es un pueblo. Allá vive un pintor Pablo Amarindo de familia muy pobre. Pablo se hace falsificador y esto lo lleva a la cárcel de la que se fugó. Cuando se fuga de la cárcel tuvo una enfermedad grave y se encuentra con un chamán que trabaja con una planta curativa y comieza a curarse. la mujer que lo cuida le dice que él tiene poderes especiales y se acaba curando. De alguna manera se le empieza a acercar otra gente para solicitar su ayuda y se vuelve un chamán muy poderoso en el centro del Amazonas. En uno de sus viajes él tiene una pelea con brujos que lo atacan con tigres. Después de este combate decide dejar de ser chamán. Empieza luego a pintar la flora de la Amazonia. Vienen antropólogos extrangeros a verlo y uno de ellos le pregunta, qué fue antes de que empezara a pintar. Pablo le cuenta su experiencia de chamán y el antropólogo le pide que pinte sus visiones de chamán. Así se hizo famoso.
Ahora vive en Pucalpa. Tiene una escuela en la que enseña a los niños de la zona a pintar la fauna y la flora del Amazonas.